Publicidad

Su amor es prueba de todo

Pablo Gabas estará solo en México, mientras su esposa Dayana Guillén pone en marcha el nuevo negocio familiar: un restaurante en Poasito

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Para Dayana Guillén, “cuando hay amor, cualquier sacrificio es pequeño”. Por eso, este 25 de diciembre no le puso carita triste a la partida de su esposo, Pablo Gabas, a México, donde él se sumó desde ayer a los Gallos Blancos de Querétaro.

“El martes me llamó como cinco veces. Nos hacemos mucha falta, pero sabemos que es por nuestro bien”, contó la guapa esposa del exmanudo, quien adelanta que echará mano del Skype para estar en contacto con su amado.

Este fin de año, aunque no lo pasarán en la playa, como ya era tradicional, ella y su pequeño Daniel harán un viaje relámpago a la tierra del tequila el fin de semana. Porque el beso de Año Nuevo no se perdona si no es en vivo.

“Estaremos allá seguro hasta el 2 ó 3 de enero. Luego regresaremos”, adelantó la joven.

Pero, ¿cuál es la razón que la hace quedarse? La guapa adelantó que desde hace meses ella y el jugador trabajan en la apertura de un restaurante. Este llevará el nombre de “Al Sabor del Ché” (como su catering service) y está ubicado en Poasito, camino al Volcán Poás.

“Lo abriremos a finales de enero. Todo está casi listo, sólo faltan unos detalles. Yo voy a estar al frente de la administración hasta que consiga a una persona de confianza y experta, en quien depositar el negocio”, explicó Dayana.

En su cocina, los Gabas ofrecerán un concepto de fusión entre los platillos ticos y los argentinos. Para la inauguración, si el tiempo del equipo se lo permite, Pablo estará presente.

“Para nosotros es una oportunidad de avanzar y poner las bases para nuevos proyectos”, nos dijo el jugador antes de irse.

Terminar su casa nueva es otro anhelo que tiene la pareja.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad