Publicidad

Futbolista

Paolo Jiménez, del Cartaginés, quiere sacarle jugo a su buen humor

El brumoso Paolo Jiménez está tan entusiasmado por el buen desempeño de su equipo, que decidió aprovechar y ponerse las pilas con el estudio.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

El buen momento por el que pasa Cartago tiene tan motivado a Paolo Jiménez, que no piensa desaprovechar ni un minuto de esa suerte.

Esa es la razón por la cual el volante brumoso le puso la mira al aula. La próxima semana empezará a estudiar inglés junto a su esposa Guiselle Obando.

“Este año estoy empunchado. Quiero aprender computación y luego sacar una carrera profesional”, explicó el futbolista.

Pero, ¿qué título desea? Él se inclina por las Relaciones Públicas, pues dice tener suficientes aptitudes para la comunicación –somos testigos de lo dicho por él–.

“Estar en Cartago me ha servido para comprender que el futbol es una montaña rusa. La vida es dura y quiero tener a mi familia bien, por eso debo estudiar”, afirmó.

Cuestión de dos

En casa de Paolo y Guiselle todo marcha tan bien como en la cancha. Ocho años de matrimonio se dicen fácil, pero no lo son.

El cartaginés le agradece la paciencia en los momentos malos y ella a su vez comprende la presión que llega intrusa al hogar.

“Nosotros cuidamos el tiempo de pareja. Somos caseros y nos gusta ver películas en casa, aunque sean repetidas. A veces dejamos a Mariano con la abuela y salimos solitos”, contó la fotógrafa, quien siempre apoya al joven en todo. De hecho por eso estudiará inglés junto a él, para motivarlo a no dejar las lecciones.

Por ahora la pareja afirmó no tener contemplado poner otra silla en la mesa, pero no saben si en el futuro serán cuatro.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad