Publicidad

Fuera de la cancha

Paul Gascoigne sigue en su picada

El que fuera un talentoso jugador en los 90, cada día está más vencido por la bebida.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Redacción

De aquel Paul Gascoigne de fina pegada y pies de seda, que seducía tribunas y jugaba de modo tal que no parecía inglés, queda casi nada. La botella lo sigue marcando a presión, lo sigue a sol y sombra y el alcoholismo le lleva el partido ganado, con holgura.

Una vez más, Gazza fue noticia de los diarios sensacionalistas británicos tras ser hallado tendido ante la puerta de su casa completamente ebrio.

Los tabloides ingleses resaltaron el alarmante deterioro físico del exvolante del Equipo de la Rosa y mundialista en Italia 90, quien parece tener más de los 47 años (la foto adjunta es del 2009).

Gascoigne estaba aferrado a una botella de vodka cuando una ambulancia y una patrulla llegaron a su casa a levantarlo del piso y trasladarlo al hospital. Un amigo del exjugador aseguró que este llevaba semanas bebiendo.

Aparentemente, el dueño del apartamento, harto de los escándalos de Gascoigne, ya le había echado a la calle.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad