Publicidad

Fuera de la cancha

Nueva York será tierra de excesos por el Super Bowl

El Super Bowl XLVIII será celebrado con exclusivas y locas fiestas por toda la ciudad.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Una vez más Nueva York será arrasada, pero esta vez por la descomunal celebración que significa ser la sede del Super Bowl XLVIII.

Por un día la autoproclamada “capital del mundo” se llenará de excesivas fiestas y diversión.

Mientras la final del futbol americano se disputa ante más de 100 mil espectadores en el estadio MetLife de East Rutherford, en Nueva Jersey, el resto de la ciudad promete arder con los “shows” que las distintas marcas, empresas y revistas preparan.

Tara Kraft, editora en jefe de la revista Shape, anunció que en el Cipriani's junto a por Men’s Fitness, tocarán Marc Anthony, John Legend y Mary J. Blige. El valor de los boletos para las presentaciones solamente costarían $2.500 dólares cada una, según publicó www.univision.com

Jay-Z cantará en la fiesta de DirecTV en la víspera del Super Bowl. Drake se presentará en otra celebración y los Foo Fighters tocarán en una fiesta flotante de Bud Light, en un barco crucero. Mientras que los Kings of Leon y The Black Keys pondrán la nota de rock en dos distintos eventos.

A su vez GQ planea una fiesta exclusiva a la que se asistirá solo por invitación. Y se espera que las tradicionales fiestas del Super Bowl patrocinadas por las revistas Playboy y Maxim sean todavía más salvajes que otros años debido a que serán en Nueva York.

Time Warner Cable montará cuatro noches de fiestas y conciertos VIP en un espacio temporal. Y el canal VH1 ofrecerá el “Super Bowl Blitz” con artistas como: Janelle Monae, Fall Out Boy, TLC, J.Cole, los Goo Goo Dolls y Gavin DeGraw, según starmedia.com

Eso es lo que sucederá afuera del estadio porque adentro, Bruno Mars cantará junto a los Red Hot Chili Peppers en el intermedio del Super Bowl, confirmó la NFL.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad