Publicidad

Fuera de juego

Warner Rojas fue el partero de su hija

Este martes nació Helena, la bebé del alpinista, a quien él recibió en su hogar.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Este martes será inolvidable para Warner Rojas, pues recibió –literalmente– a su pequeña Helena, quien nació en casa.

Él sabía que en cualquier momento vendría al mundo, pero nunca se imaginó que no le daría tiempo de llegar con su esposa Thessa Rienhart al hospital.

“Las contracciones empezaron a las 6 p.m. pero pensamos que al igual que sucedió antes, no eran las verdaderas. Las contracciones se fueron haciendo más fuertes y como a las 11 p. m. Thessa me indicó que ya se le había roto la fuente. Fue todo muy rápido, yo estaba con el doctor al teléfono y de pronto ella me dijo que estaba coronando”, recordó el alpinista.

En ese momento comprendió que no le quedaba más y debía recibir a su hija. La recomendación del galeno fue que su señora no pujara y en una contracción fuerte vio asomarse la cabecita de Helena. “Mi esposa estaba de pie y yo la recibí en el aire”, contó riendo y con naturalidad el deportista.

Él, de ese momento, solo recuerda que estaba muy nervioso, pero su mamá y hermana estaban aún más, así que asumió la labor de partero con entereza.

Según Warner, todo sucedió casi programado y sin complicaciones. Tras darle la bienvenida a la princesa, la puso sobre el pecho de su señora y a los 15 minutos el doctor llegó. El cirujano fue quien cortó el cordón. Ayer Thessa estaba ya de pie, mientras Warner asimilaba la experiencia para la cual nunca se preparó y cataloga hoy de impresionante. “Es algo extraño y natural al mismo tiempo”, nos añadió muy emocionado.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad