Publicidad

Fuera de la cancha

A Sunsing lo ficharon dos mujeres

Sacarle tarjeta roja al futbol, le permitió a William Sunsing descubrir una vida familiar de la que poco sabía antes.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Lejos quedó la vorágine del futbol. Hoy, la vida de William Sunsing es otra: más calma y familiar, asegura el deportista, quien reconoce haber descuidado a sus amores por la presión del resultado.

Estas chicas no son otras que su hija Keylin de 12 años y su esposa Ivannia Quesada. “Mi niña se me hace grande y está en una etapa en la que ocupa mucha atención”, contó William, quien comparte con su pequeña ser hijos únicos. Esto ha servido para que se lleven como buenos amigos.

Su relación de pareja también se ha visto favorecida por el retiro, ya que haber puesto toda su atención en el trabajo resquebrajó su matrimonio, al punto de que por 3 años estuvo separado. Las heridas han sanado dejándoles como lección la importancia de dedicarse tiempo a ellos y a Dios.

“Ahora vamos los domingos a la iglesia. Aprendimos a tomar decisiones los 3 como familia y siento que he crecido después de tanto golpe en el deporte y la vida”, confesó William con serenidad.

Forjando sueños

Pero los sueños del exfutbolista no solo se centran en su familia. También puso la mira en distintas metas profesionales. El más reciente es una realidad: su propio espacio radiofónico bautizado como “La Hora Sunn”.

Este pasa de lunes a viernes de 3 p.m. a 4 p.m. por radio Shock 106.3 F.M. Ahí los oyentes pueden disfrutar de un mensaje positivo, de futbol, música y testimonios, aseguró el exmilitante de clubes como el Saprissa.

Además, desea fortalecer sus escuelas Fútbol con Propósito Internacional (Facebook Fut-Pro Internacional & W.S.). Así como la Asociación Promoviendo Tus Sueños, que busca ayudar a niños y jóvenes en riesgo social.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad