Publicidad

Apagones en el Nacional

"Los manuales del estadio Nacional están en mandarín"

La Junta Administradora del inmueble informó esta tarde que los apagones en el estadio se han dado, entre otras razones, debido a que "los manuales de mantenimiento y los programas de operación de los sistemas están en idioma mandarín".

FOTO: Alexánder Otárola.

"Con profunda pena y preocupación", esta tarde la Junta Administradora del Estadio Nacional dio a conocer las razones por las cuales se han generado las fallas en la iluminación del inmueble, entre las que destaca un problema de idioma.

"Los manuales de mantenimiento y los programas de operación de los sistemas están en idioma mandarín y requieren una traducción altamente especializada por parte del fabricante, lo que por razones fuera de nuestro alcance no ha sido posible lograr a la fecha", explica el comunicado de prensa emitido por el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder).

"Aunque hubo expertos costarricenses que participaron en el proceso, las barreras del idioma dificultaron la comprensión de algunos aspectos técnicos de la instalación, particularmente en el campo eléctrico", reza el informe, emitido luego de que la semana anterior, durante los "90 Minutos por la Vida" se hayan producido tres apagones.

Los que están a cargo del coloso afirman que ya solicitaron por las vías diplomáticas la presencia de expertos chinos bilingües para que colaboren con la correcta operación de los sistemas y transmitan esos conocimientos a los técnicos nacionales y que dicha colaboración llegará en el curso de las próximas horas.

¿Porqué hasta ahora solicitan la ayuda?

Según la administración, distinguidos especialistas nacionales -incluyendo al Colegio de Ingenieros Eléctricos de Costa Rica- han colaborado en el análisis de los problemas que se han presentado anteriormente,  y cada vez que se han aplicado las soluciones recomendadas por los ingenieros costarricenses, se ha efectuado numerosas pruebas posteriores para comprobar su funcionamiento, con resultados positivos. Por tanto, sobre esas bases se ha seguido alquilando y utilizando sus instalaciones.

"El Estadio Nacional ha sido sede recientemente de actividades que exigen el máximo de su capacidad, tales como la realización de un torneo de fútbol nocturno de varias horas de duración, o un evento masivo también de muchas horas ininterrumpidas. Estos eventos han puesto a prueba varios sistemas, y nos han permitido comprender algunas de sus limitaciones actuales. Nuestro compromiso es aprender de la experiencia para asegurar el óptimo funcionamiento de la instalación en el futuro", afirma en el comunicado Juan Carlos Crespo Apestegui, el Presidente de la Junta Administradora del Estadio Nacional.

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.