Publicidad

El juego entre Estados Unidos y Costa Rica del pasado 22 de marzo del 2013 se efectuó en condiciones no aptas para la práctica del futbol.

Publicidad