Publicidad

Los directivos manudos en el Hotel Herradura, previo al Clásico. Foto: Ferlin Fuentes.

Publicidad