Publicidad

Jerry Palacios tuvo tiempo de celebrar un gol que finalmente le anularon en el clásico ante Saprissa.

Publicidad