Publicidad

Análisis del invitado

Johan Venegas fue la sorpresa táctica del clásico

La presencia del volante jugando a perfil cambiado fue una de las armas con que Óscar Ramírez desequilibró el juego a su favor.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: Carlos Borbón

La movilidad de Johan Venegas, Allen Guevara y Armando Alonso, el ‘pressing’ de Ariel Rodríguez y Luis Miguel Valle en la zona media, así como el hueco que dejó Saprissa en el centro del campo marcaron el rumbo del clásico.

Un partido de control absoluto para el equipo rojinegro.

Desde el primer minuto Alajuelense puso en aprietos a la zona defensiva morada con mucho desequilibrio por la izquierda.

Venegas, inesperado en ese sector, complicó a la zaga tibaseña jugando a perfil cambiado.

El volante erizo aprovechó los espacios que dejaron Jordan Smith y Alexander Robinson por este costado para profundizar por la banda y ocasionar tres opciones de peligro apenas en el inicio del cotejo.

Además, Douglas Sequeira y Manfred Russell no pudieron frenar los embates manudos y en contraparte, los recuperadores de la Liga lucieron sólidos y limitaron el juego ofensivo de Diego Estrada, Deyver Vega y Juan Diego Madrigal.

En el primer cuarto de hora la Liga fue muy superior a Saprissa.

Cuando cayó el primer gol de Porfirio López, la Liga retrocedió algunos metros la zona de presión y dejó que Saprissa llevara la iniciativa.

Sin embargo, no pudo encontrar los espacios y le faltó claridad en el último cuarto de cancha, cuando quiso sobrepasar la línea de cuatro manuda.

En el segundo tiempo se mantuvo la constante y Alajuelense se replegó para buscar el contragolpe, a sabiendas de que Saprissa estaba urgido de encontrar el gol y le costaba llegar al área rival.

Fue precisamente en una transición rápida que la Liga encontró el segundo tanto del juego.

Esto luego de un remate de Armando Alonso que soltó Donny Grant y aprovechó el atacante Jerry Palacios.

Esta anotación fue un golpe anímico fuerte para Saprissa, que se desconcentró al querer salir rápido hacia el ataque y nuevamente en un contragolpe el equipo erizo liquidó el partido.

Otra vez aprovechándose del mal momento que vivía el club tibaseño en el juego y gracias a los espacios que dejaba en defensa.

Con el tercer tanto, la Liga se dedicó a controlar el cotejo a su gusto y conveniencia, conservó la posesión de balón y no sufrió demasiado en la zaga.

Ya en el cierre del compromiso había un equipo muy sólido, seguro de lo que estaba haciendo como Alajuelense y otro como Saprissa que deseaba que llegara el pitazo final lo antes posible, debido a que había sido superado en lo futbolístico y en lo mental. Muy buen partido de Alajuelense.


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.