Publicidad

Cristian Oviedo marca con fuerza a Carlos Ramírez durante el juego que los manudos ganan con facilidad. Foto: Carlos Borbón

Publicidad