Publicidad

Patrick Pemberton controla el balón en una jugada durante el clásico ante Saprissa en el Estadio Nacional.

Publicidad