Publicidad

Pemberton le respondió así a la afición saprissista, anoche en el clásico. El portero salvó a la Liga.

Publicidad