Publicidad

Porfirio López y el argentino Mariano Pavone fueron los detonantes de una bronca que abrazó a los dos equipos por completo.

Publicidad