Publicidad

Alejandro Aguilar y Hansell Arauz disputan un balón durante el clásico que ganó Saprissa 3-1.

Publicidad