Publicidad

El cuadro morado viajó en un bus de la empresa Caribeños. Foto: Miguel Calderón.

Publicidad