Publicidad

Los manudos no agachan la cabeza en un cierre de torneo difícil. Aquí cuando calentaban previo al clásico  en Tibás el domingo.  /Foto: Alexander Otárola

Publicidad