Publicidad

Alajuelense

Manudos a la caza del monstruo

Alajuelense recibe a Saprissa con el propósito de alcanzarlo en la tabla de posiciones. La ventaja son tres puntos y los manudos deben un juego.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Alajuela. La Liga salió de cacería. Ya se sacudió la mala racha y ahora quiere la piel del “Monstruo”.

Derrotar a su eterno rival es la victoria que los rojinegros necesitan para que la afición perdone el mal arranque.

Además, vencer a Saprissa haría reventar el termómetro de motivación tanto a lo interno del camerino, como en las gradas.

El juego del domingo encierra algo más que ver a su adversario de rodillas. Para la Liga significa dejar las posiciones incómodas y alcanzar a la “S”, eso sí, con un juego menos en la tabla.

El juego tiene un enorme atractivo, no solo porque es el clásico y Alajuelense busca escalar posiciones, sino porque un triunfo para los morados significará lavarse la cara y sostener la segunda posición del Verano.

Para Mauricio Montero, asistente técnico rojinegro, el clásico es la inyección que necesita el plantel para nivelar el despegue.

“El gane en San Carlos fue muy importante, pero hubiera sido un un golpe emocional más duro, haber derrotado a Herediano”, explicó Montero.

El “Chunche” también recalcó las virtudes que el equipo ha plasmado en los últimos dos juegos.

“Se ha visto un cambio importante en actitud. Ante San Carlos sabíamos que teníamos que mostrar un juego de mucha dinámica por las medidas de la cancha y me parece que se logró. Ante Herediano, las circunstancias nos obligaron apelar al orgullo y a la garra, creo que son muestras importantes”, explicó el asistente.

Con otra pluma

El capítulo entre rojinegros y morados se escribe con otro tipo de pluma.

La concentración y la precisión en cada movimiento para evitar sorpresas son los tinteros donde saldrán los trazos del juego.

Cristian Oviedo, capitán liguista, apunta a un juego que tiene mucha importancia emocional.

“Si bien es cierto que no debemos trabajar en si Saprissa perdió o ganó, el hecho de llegar con un gane nos alivia. En lo emocional pesará sea cual sea el resultado, todos lo queremos ganar”, explicó Oviedo.

Elías Palma, líder en la zaga, explica que la calma comienza a llegar a lo interno. Comparte que un bache de cuatro juegos sin ganar, es algo que incomoda al plantel y a la afición rojinegra.

Según el defensor, aún tienen aspectos que pulir, pero las ganas de sacar la victoria a como de lugar “maquillan” esos detalles.

“El equipo ha tenido una reacción muy buena y ante equipos que en los últimos años han complicado. Ahora esperamos ganar el clásico”, señaló.


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.