Publicidad

El técnico Guilherme Farinha (izq.) dejó en manos de su asistente Castro Castro la dirección de gran parte del segundo tiempo.

Publicidad