Publicidad

Futbol Nacional

Josef Miso es el hombre de hielo que encontró el sol

Casi cinco años después de su retiro, soltero, sin hijos y con un nuevo reto en Carmelita, Miso ve muy lejos el regreso a su natal Eslovaquia.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Josef Miso no olvida las frías madrugadas en Trnava, un pequeño pueblo de 1.800 habitantes en la antigua Checoslovaquia. Ahí se crió en condiciones extremas, a 25 grados bajo cero y con las secuelas del recién concluido régimen comunista, que lo obligó a cumplir un año de servicio militar.

Ese intenso frío que le llegaba hasta los huesos es el que lo tiene aferrado a Costa Rica.

Casi cinco años después de retirarse de la canchas, sin hijos y en plena soltería, Miso ve muy lejos el regreso a Eslovaquia, más ahora que lo embarga la ilusión de alcanzar su primer título como asistente técnico de Carmelita, de la mano de uno de sus mentores Guillerme Farinha.

Tenga por seguro que el clima influye mucho en el calor humano de la gente. Imagínese usted si en 10 días no viera el sol y te despiertas en la mañana y ves una neblina intensa. Cuando yo vivía en Eslovaquia nunca imaginé que pudiera existir un clima como el de Costa Rica”, relató Miso, quien se alista para enfrentar a Saprissa, equipo al que le hizo la vida imposible como futbolista rojinegro con sus anotaciones de tiro libre.

¿Por qué nunca se casó?

(Piensa la respuesta unos segundos...) “A mí me gusta compartir, pero uno tiene que encontrar la persona idónea y tal vez no la encontré”, respondió.

Miso no se considera frío, asegura ser una persona muy sentimental que sufría con las injusticias que miraba en la novela de Pablo Escobar, aunque admite que la gente puede confundir esto, porque suele ser muy directo y “demasiado honesto”.

Esta personalidad viene marcada por un pasado. Cuando cumplió 18 años y luego de realizar todas las ligas menores en el Spartak Trnava, Miso fue enviado a Pieštany, una ciudad con base militar que tenía un equipo de futbol en Cuarta División.

En el ejercito trabajaba junto a otros 600 soldados, mientras que en el club fue contratado por un petrolero de Azerbaiyán, encargado de pagar los salarios y dar jugosos premios económicos a los jugadores por las victorias.

“A mí me metieron como jefe de los nuevos soldados, yo enseñaba a marchar, el campamento era estricto, había que levantarse muy temprano”, contó.

El equipo logró rápidamente el ascenso y alcanzó protagonismo en la etapa final del torneo de Tercera División.

En uno de esos juegos de dientes apretados, el cotejo concluyó 0 a 0 en la etapa inicial, pero apenas arrancando el segundo tiempo, uno de los defensores rivales le susurró a Miso: “ déjese caer, le voy a hacer penal”.

El eslovaco no lo podía creer, el juego estaba amañado. Apenas se jugaban cinco minutos del segundo tiempo y el marcador ya estaba 2 a 0.

“Ya yo no corría, a mí no me gusta ganar así. El asistente técnico me gritaba que corriera y yo no quería, llegué el camerino totalmente desmotivado”, señaló.

Sentado en una pequeña banca en su casa en barrio San José de Alajuela, Miso recuerda ese instante, un momento que le marcó la vida, al igual que la decisión de venir a Costa Rica.

Llegar a “Tiquicia” significó un cambio radical para él.

Se adaptó rápidamente a la alegría del tico, pero hasta la fecha sigue sin entender porque si se pacta una reunión a las 4 p. m., tiene que iniciar 15 minutos después.

“Si se dice una hora es por algo y se debe cumplir; eso nunca lo voy a cambiar”, añadió.

Miso admite que le cuesta confiar en la gente y por eso tiene pocos amigos.

Luis José Herra, Austin Berry, Wílmer López y Marcelo Bruno son algunas de las amistades que le dejó el futbol.

La mayoría forjadas en la Liga, su verdadero gran amor.

Con el equipo rojinegro vivió el éxtasis de su carrera, aunque no todo fue color de rosa.

Miso recuerda la vez que firmó un contrato por goles, debido a las constantes lesiones y nunca olvida cuando le devolvió $10.000 (cerca de ¢5 millones) a la dirigencia manuda, debido al bajo rendimiento que tuvo.

“Uno después de cierto tiempo tenía salario y una bonificación, tenía $10.000; yo no lo recibí, no estaba contento con mi rendimiento”, agregó.

Raspando los 40 años, el eslovaco no necesita demasiado para ser feliz en nuestro país.

Por ahora le va muy bien con los carmelos, eso y el calor de Alajuela le son suficiente para ser feliz.

Nombre: Josef Miso

Edad: 39 años.

Oriundo: Trnava, Eslovaquia.

Trayectoria: Llegó al país en 1995 para jugar con Alajuelense. Con los erizos alcanzó seis títulos de Costa Rica (1996, 1997, 2000, 2001, 2002 y 2003) y uno de Centroamérica (1996). En la Primera jugó 12 torneos y anotó 88 goles. Nueve campañas las hizo en la Liga y anotó 73 goles, entre 1995 y el 2004. En el torneo 2004-2005 jugó en tres clubes: Brujas, Santos y Carmelita (un gol con los verdolagas). La última campaña en Primera la hizo en 2005-2006 con Herediano (hizo 14 tantos). Actuó con el Spartak Trnava y Piestany (Eslovaquia); también en Grecia y Santacruceña de la Liga de Ascenso y Sandefjord (Noruega). Fue asistente técnico en Pérez y ahora en Carmelita.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.