Publicidad

Futbol nacional

Cartaginés y Herediano disputan una revancha, el orgullo y un boleto

Ambos equipos se vuelven a medir ocho días después, en un choque en el que los brumosos quieren lavarse la cara y los florenses aspiran a acortar distancias.

FOTO: /Foto: Carlos Borbón

Redacción

Sed de revancha, un cupo a las semifinales del Invierno y el orgullo de hincar al archirrival son los condimentos que sazonan el choque de esta mañana entre Cartaginés y Herediano.

Con el rodar de la pelota, a las 11 a. m. en el “Fello” Meza, se iniciará una batalla campal dentro del terreno de juego, entre dos equipos que tienen muy claro que quien salga victorioso dará un golpe en la mesa, en procura de aferrarse a un boleto para clasificar.

Los florenses se dejaron el primer capítulo de este clásico provincial hace ocho días, lo que hizo que en el campamento brumoso se palpe el deseo de cobrar revancha, para así recuperar la estabilidad que perdieron al ser sacudidos por los rojiamarillos.

“Tenemos que ganar este partido a como dé lugar si queremos seguir arriba, así que es una revancha para nosotros. Las condiciones van a ser muy diferentes en el “Fello” Meza”, indicó el volante Christian Bolaños.

Los blanquiazules pasan por un bache en el Torneo, tras acumular dos derrotas consecutivas, por lo que llegan con la presión de responder y demostrar si son serios contendientes al título o si se repite la historia de los últimos certámenes, en donde se han desinflado en el momento más importante del campeonato.

“No tenemos que entrar en pánico porque este es un equipo maduro y vamos a superar esta situación. Tenemos que ganar porque es un rival directo, ya nos vencieron y ahora todo tiene que cambiar en casa”, manifestó el volante Rándall Alvarado.

Por su parte, Herediano emprendió una cacería días atrás y está sediento de victorias que le permita meterse entre los primeros cuatro. Situación por la cual sus futbolistas reconocen que se les presenta una oportunidad de oro ante un rival directo.

“Nosotros queremos meternos en zona de clasificación y para lograrlo la única forma es puntuar, aunque sabemos que va a ser difícil. Jugamos otra final ante Cartaginés, es un clásico y estamos obligados sacar un buen resultado”, aseguró Pablo Salazar.

El momento que pasan los brumosos no preocupa en lo más mínimo a un Team que solo piensa en dejar atrás sus problemas de definición y de paso asestarle un golpe a un oponente al que quieren arrebatarle el cuarto lugar.

“Nos preocupa el tema del gol, este equipo anota mucho y por eso se trabajó en ese tema, ojalá se nos abra el marco porque tenemos que ir por los tres puntos”, dijo Elías Aguilar.

El orgullo está en juego, la sed de revancha es palpable y como premio se juega casi un boleto a “semis” hoy en el “Fello” Meza.

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.