Publicidad

Rándall Alvarado (izq.) luchó con Yendrick Ruiz por el balón el sábado anterior en el Rosabal Cordero.

Publicidad