Publicidad

Alfredo Stephens (amarillo) y Julio Dominguez (blanco) pelean un balón en el partido entre Chorrillo y Cruz Azul.

Publicidad