Publicidad

Gabriel Gómez (der.) celebra con Yendrick Ruiz el tanto de Herediano ante Alajuelense.

Publicidad