Publicidad

Futbol Nacional

Herediano se vacunó contra la hostilidad brumosa

Los florenses saben el ambiente que les espera en el "Fello", pero dicen estar listos para resistirlo.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

En Herediano aseguran estar preparados para que el ambiente hostil del Fello Meza no los afecte.

Históricamente los florenses la han pasado mal en la sede brumosa, porque la afición azul no solo apoya a su equipo incondicionalmente, sino que se mete de forma intensa contra cualquiera que vista de rojiamarillo.

“El problema es antes o después del partido. Siempre hay agresiones, pedradas, gente en una esquina esperando a los jugadores”, dijo el exvolante del Herediano, Kenneth Paniagua.

En el último juego en ese estadio (1-1, el 28 de octubre) hubo agresiones verbales y provocaciones.

Waylon Francis sufrió insultos racistas de una parte de la afición, lo que ameritó la suspensión del juego por algunos minutos.

Incluso, Cartaginés fue multado por esos actos.

Además, el volante José Sánchez fue víctima de algunos fans brumosos que ofendieron la memoria de su padre.

“Creo que habrá un ambiente pesado. Nos gritarán bastante, pero es algo externo. La mayoría de nosotros estamos acostumbrados a esas situaciones”, dijo el defensor Keylor Soto, quien hasta este torneo se unió al Team.

En la final del Verano, el estadio estuvo repleto y los aficionados invadieron el campo de juego al finalizar el partido, alegres por triunfar 3 a 1.

Ese ambiente, un poco más festivo, es el que se imagina el portero Leonel Moreira.

“Será igual. La afición de Cartaginés quiere ver a su equipo con vida en el torneo y lo apoyará. Nosotros debemos tener toda la calma del mundo y comprender que eso será un aliciente para los locales”, apuntó Moreira.

Eso lo sabe el técnico Marvin Solano, quien confía en la madurez del equipo para sortear situaciones de ese tipo.

“La afición de Cartago mete mucho y genera un ambiente lindísimo. Imagínese jugar con estadio lleno; esos son los partidos que todos quieren disputar. Hay 250 futbolistas de Primera División que no estarán en esta fase y nosotros somos privilegiados por vivirla”, concluyó el estratega del campeón nacional.

A Waylon lo insultaron la última vez

Aún está fresco en la memoria los insultos racistas que algunos aficionados brumosos gritaron contra el lateral herediano Waylon Francis, en el último compromiso.

“Los insultos racistas siempre se dan en Cartago”, expresó Francis en aquella oportunidad.

Cartaginés fue sancionado con una multa de apenas ¢51.000 por eso.

A raíz de esa situación, la Fedefutbol elaboró un nuevo reglamento contra el racismo. Los equipos cuyas aficiones incurran en esos actos pueden perder puntos e incluso desaparecer como institución.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.