Publicidad

Por dos horas los jugadores florenses entrenaron sobre la grama sintética del estadio Ernesto Rohrmoser, en Pavas.

Publicidad