Publicidad

Mario Gómez (derecha) y Alberto Aquilani celebran el gol que anotó el primero al portero costarricense Keylor Navas en el amistoso de este sábado entre Real Madrid y  Fiorentina en Varsovia, Polonia.

Publicidad