Publicidad

 Hernán Medford en un entrenamiento del Real España, equipo  al que dirigirá solamente dos partidos más.

Publicidad