Publicidad

Keylor Navas se abraza a su compañero del Levante Nikos Karampelas al término del empate ante el Barcelona.

Publicidad