Publicidad

Óscar Duarte (der.) celebra con sus compañeros el tercer tanto del Brujas.

Publicidad