Publicidad

 Al saltar al campo del Santiago Bernabéu, no podía faltar el tradicional beso al escudo de la camiseta del Madrid.

Publicidad