Publicidad

Yeltsin Tejeda (izq) y Joaquim Batica (su representante) ayer en el estadio Parc des Sports.

Publicidad