Publicidad

Yeltsin Tejeda (centro) compartió ayer a la 1 p. m. unos minutos con sus familiares, antes de tomar un vuelo que lo llevaría al Viejo Continente.

Publicidad