Publicidad

Un grupo de oficiales de seguridad resguarda las afueras del estadio Ricardo Saprissa.

Publicidad