Publicidad

En acción casi sincronizada, Álvaro Sánchez y Javier Loaiza van al suelo tras pelear duramente por el balón.

Publicidad