Publicidad

El sector de platea este del estadio Ricardo Saprissa está lleno de morados.

Publicidad