Publicidad

Saprissa

Saprissa se siente en el mejor momento para golpear a la Liga

Ser líderes, sumar 39 puntos, tener un camerino fuerte y hacerle ver al cuerpo técnico morado que esta es la oportunidad para vencer a Alajuela.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Estar en lo más alto de la tabla, sumar 39 puntos y tener un grupo fuerte y unido, hace creer al cuerpo técnico de Saprissa que mañana es la gran oportunidad para vencer a su archirrival, Alajuelense.

Para el asistente morado, Randall Row, el plantel llega al clásico en su mejor momento futbolístico y mental luego de sumar importantes victorias ante Carmelita y Santos de Guápiles.

“Hemos ido paso a paso, todo está en este momento acorde a lo que habíamos planeado, con una distancia de puntos aceptable con respecto al segundo y primer lugar por lo que estamos con la motivación al tope para que llegue este partido”, comentó.

En el conjunto tibaseño apuntan a sellar prácticamente el liderato con un triunfo ante el León, por eso el encuentro representa más que tres puntos para la “S”.

“Tenemos muy claro como vamos a jugar, igual sabemos qué puede presentar Alajuela. Todo está para hacer un gran partido, esperamos sacar los tres puntos y mostrar una excelente versión”, expresó el auxiliar de González.

Row reconoció que ante los rojinegros se pone a prueba el buen momento que atraviesa el club a falta de cuatro fechas para que finalice la fase regular.

“No va a ser un choque fácil, pero los clásicos hay que ganarlos, lo principal será darle una alegría a nuestra afición y una motivación extra al grupo. Tenemos un equipo con más peso. Hay una conformación del vestuario”, expresó.

Invicto en juego

Ante los rojinegros, el Monstruo no solo pone en juego el orgullo, si no también un invicto de 17 fechas desde la derrota en la jornada uno ante Pérez Zeledón el pasado domingo 12 de enero.

“Desde que se jugó ese partido ante Pérez Zeledón, hablamos en el camerino y nos propusimos ser un grupo muy compacto”, aseguró el volante Marvin Angulo.

Misma opinión tiene el defensor Kendall Waston, quien aseveró que el clásico se jugará a muerte, como si se tratara de una final.

“Todo está para hacer un gran partido, va a ser un juego de tú a tú, a muerte, queremos seguir por el camino que hemos tenido en las últimas semanas”, valoró el zaguero saprissista.

Los morados tienen una deuda pendiente con Alajuelense pues es el equipo que los dejó fuera del torneo anterior en semifinales y al que Rónald González no le ha logrado ganar con solvencia.

“Sabemos la importancia que tiene este partido para nosotros, nos jugamos mucho, tenemos un objetivo claro y es conservar el primer lugar”, finalizó Ángulo.


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.