Publicidad

El volante Diego Estrada (izq.) y el contención Esteban Granados no se dieron tregua el  5 de mayo  durante un juego entre Saprissa y Herediano en la “Cueva”. | /FOTO: CARLOS BORBÓN

Publicidad