Publicidad

Así lució la gramilla sintética del estadio Ricardo Saprissa en el clásico nacional. Foto: Alexander Otárola

Publicidad