Publicidad

Ricardo Saprissa

La afición es capaz de hacer temblar el suelo del Saprissa

El piso del Ricardo Saprissa se mueve y no precisamente por un fenónemo natural. Ya EE. UU. sabe lo que le espera.

“En los 90 minutos del clásico la intensidad IV fue superada 20 veces en el estadio Ricardo Saprissa” Aaron Moya Sismólogo de la UCR

La afición brinca. La gradería cruje. El suelo se sacude. La Cueva... tiembla.

Sí. El piso del Ricardo Saprissa se mueve y no precisamente por un fenónemo natural.

A solicitud de Al Día, durante el clásico pasado, investigadores del Laboratorio de Ingeniería Sísmica de la Universidad de Costa Rica midieron las vibraciones en el piso bajo la gradería sur del estadio saprissista.

El experimento implicó tres días de mediciones desde el viernes 12 hasta el lunes 15, con el fin de comparar los valores máximos de aceleraciones en momentos de quietud total (estadio vacío) y un espacio con mayor afluencia de personas (el clásico). El punto específico del estudio fue la zona cercana a los camerinos, el sitio de terror para la selección de Estados Unidos que jugará ahí el 6 de setiembre próximo.

Para tal fin se instaló un acelerógrafo, equipo que utilizan los sismólogos para monitorear movimientos del suelo.

La conclusión arrojó un dato determinante: la multitud que se ubica en dicha tribuna estremece el suelo con tal fuerza que bien podría simular un temblor capaz de sacar de la cama a una persona en la noche, hacer vibrar puertas y ventanas y hasta mover vehículos estacionados, hechos que los científicos describen como características típicas de un sismo de IV grados en la escala Mercalli.

Esa escala se utiliza para medir desde la intensidad con la que las personas perciben un movimiento determinado hasta los daños que ocasiona.

Sus valores van de I (muy débil) hasta XII (catastrófico).

Un movimiento escala IV fue el sentido en San Carlos y Paraíso de Cartago durante el terremoto de Cinchona, según registros del Laboratorio de Ingeniería Sísmica de la UCR.

Intensidad superada

Aaron Moya, coordinador del Laboratorio citado, explicó que durante el clásico la intensidad IV fue superada al menos 20 veces en el estadio Ricardo Saprissa.

El movimiento constante de la “Ultra Morada”, así como acciones puntuales como la celebración del gol y el empuje hacia el equipo en los minutos finales del partido incidieron para que se registraran altas vibraciones.

De acuerdo con Moya, los saltos de la afición de manera casi sincronizada, unido al movimiento de la estructura, se vieron representados en forma de ondas armónicas en el registro del acelerógrafo.

Víctor Schmidt, otro de los investigadores que participó del estudio, detalló que “el grado IV es concordante con lo que se observó. No se llegó a grado V; si eso ocurre se hubiera provocado algún tipo de daño”.

El informe de la investigación reseña que previo al primer gol, la intensidad predominante era de I y al caer la anotación, esta se incrementó tres grados más.

Dicho aumento no debería implicar daños en la estructura del recinto morado.

Schmidt aclaró que al evento no se le asigna un valor de magnitud (como solía hacerse cuando se hablaba de escala richter), porque este correspondería a una liberación de energía en un sismo; y eso no ocurrió durante el partido entre morados y liguistas.


Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Goleará Costa Rica a Nicaragua mañana en el debut de la Copa Uncaf 2014?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


La niña a quien Djokovic admira

El número uno prefirió que la atención de la prensa del US Open se centrara en su pequeña amiga, Zia Uehling.

Fiestón en calles caribeñas

Figuras del deporte costarricense se fueron hasta Limón para celebrar el Día del negro en su querida provincia.

Karen Cope orgullosa de sus raíces

Deportistas nacionales recalcan la importancia de festejar el Día del Negro en nuestro país

La diosa del Chelsea

Eva Carneiro es la doctora que roba suspiros a diestra y siniestra; además de su profesionalismo, destaca por su exótica belleza.

Gabriel Batistuta y su vida lejos del futbol

A partir de su retiro vivió un martirio debido al dolor que le produjeron las viejas lesiones.

De mesera a cenicienta

La canadiense Montana Yorke, novia del alemán Andre Schürrle tocó la fama.

El uniforme negro del Real Madrid no gustó a la afición

La nueva indumentaria, con un dragón en el pecho, ha sido muy criticada.

Deportistas movidos en las redes

Yeltsin Tejeda, Andrey Amador y Carlos Muñoz son algunos deportistas que comparten muchos vistazos a sus vidas.

Ogro de Las Vegas

El exmadridista Thomas Gravesen se hizo de plata y ahora vive a lo grande en la “Ciudad del Pecado”.

A puro baldazo

Los deportistas se apuntaron con la campaña que trata de hacer conciencia de la ELA.