Publicidad

Concacaf Liga de Campeones

Saprissa debe tener paciencia al buscar los goles ante el Sporting Kansas City

En la S saben que no deben caer en la desperación si no le anotan rápido al Sporting mañana.

FOTO: /Foto: Rafael Pacheco

Tibás

Para eliminar al Sporting Kansas City, Saprissa necesita mucha agresividad en ofensiva y a la vez una buena dosis de paciencia.

Esa es la receta que los morados quieren llevar mañana al campo, para lograr los dos o más goles que los pongan en la próxima ronda de la Liga de Campeones de la Concacaf.

Los tibaseños son conscientes de que no deben perder la calma si los goles no llegan pues podría ser fatal para sus aspiraciones.

“Nos imaginamos que la afición va a querer que metamos un gol de entrada, pero el partido dura 90 minutos, si convertimos uno, tenemos el resto del partido para poder anotar el segundo. La desesperación por hacer un gol podría jugarnos en contra y a cometer errores”, aseguró el delantero boliviano, Carlos Saucedo.

Pese a ello, en la “Cueva” reconocen que saldrán a buscar marcar un tanto rápido para poner contra los cuerdas a los estadounidenses y acercarse al objetivo.

“Tenemos 95 o 96 minutos para sacar el resultado. Ojalá por el buen trabajo de los muchachos no tengamos que estirar esos minutos para buscar el gol pero sino ellos están preparados para hacerlo, hay mucha confianza en el grupo y eso me tiene tranquilo”, dijo el técnico, Jeaustin Campos.

Precaución en la zaga

Una de las principales razones para no entrar en desesperación es no descuidar la defensa, ya que uno o más goles del Kansas alejaría la clasificación.

Si los norteamericanos anotan una diana, Saprissa estará obligado a marcar tres veces.

“En estos juegos cuando más se ataca más concentrado se debe estar en defensa porque hay que evitar los contragolpes del rival y estar bien posicionado, cerca de la marca para que no nos dejen mal parados”, explicó Keylor Soto.

Por su parte, Alexánder Robinson agregó que “sabemos que es un partido de mucho cuidado, tanto en ofensiva donde tenemos que anotar todas las que nos queden y en zona defensiva tratar de que nos nos anoten”.

La “S” necesita cocinar un partido perfecto, en el que la contundencia en ataque y la paciencia serán sus principales armas.

Llenazo en la “Cueva”

Según datos suministrados por la oficina de prensa morada, ayer al final de la tarde habían disponibles cerca de 2.300 entradas en sol sur más algunas en palco y Club Morado.

La venta de tiquetes en sol sur se mueve a paso lento debido a que cada persona debe comprar su boleto, presentar la cédula y empadronarse, pero los morados esperan que hoy se haya vendido la mayoría de boletos.

Estas entradas cuestan ¢3.000, mientras que las de palco ¢30.000 y de Club morado ¢50.000.

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.