Publicidad

 Umaña (derecha) se barre ante el ataque del holandés Arjen Robben durante el juego entre Costa Rica y Holanda en el Mundial de Brasil.

Publicidad