Publicidad

Afición saprissista en el Estadio Nacional durante el clásico ante la Liga.

Publicidad