Publicidad

Selección

El último pique de Álvaro Saborío

El delantero se lesionó en una carrera a falta de 15 minutos para el final de la práctica. La tristeza invadió a la Sele. La historia detrás de la tragedia.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: /Foto: Rafael Murillo

Redacción

Son las 9:40 a.m.; la Selección Nacional está a 15 minutos de finalizar su práctica en el Proyecto Gol.

Jorge Luis Pinto realiza ejercicios tácticos de la mediacancha para arriba y Álvaro Saborío es el protagonista de la acción.

El movimiento consiste en “robar” la espalda del defensa.

“Sabo” gira en medio de Johnny Acosta y Heiner Mora y corre a toda velocidad. Persigue el balón pero en la carrera algo le pasa, el atacante se detiene, renquea y cae al césped lleno de dolor.

El delantero pide ayuda, se lleva las manos a su rostro y su gesto pasa de la frustración al pánico.

El entrenamiento se paraliza, los jugadores claman asustados para que la lesión no sea de gravedad, máxime cuando Álvaro es un guerrero que no se arruga con facilidad ni mucho menos se tira al piso por cualquier molestia.

Lo que nadie sabe es que el dedo pequeño del pie derecho de Saborío está fracturado. El grupo de compañeros se acerca al artillero, lo alienta y le desea lo mejor.

“Sabo” abandona la cancha en camilla auxiliado por el médico de la Sele, Alejandro Ramírez.

Pinto se queda mirando desde el centro del campo, espera que el doctor haga lo suyo y evita pensar en alguna tragedia.

Al atacante se lo llevan de emergencia para una clínica cercana.

El pronóstico no es bueno.

La práctica se reanuda en medio de la incertidumbre y el temor de perder al único “9” nato que tiene el equipo mayor.

Pasado el mediodía, los futbolistas esperan en sus habitaciones la noticia. Pinto deja el Proyecto Gol y parte a un almuerzo con la embajadora de Brasil, pero ya para ese momento en su mente solo hay espacio para conocer el dictamen médico de su goleador.

Una hora y media después, la fatalidad llega a San Rafael de Alajuela. La confirmación de la fractura ya es de conocimiento de los seleccionados y del estratega. “Todos estamos tristes, es lo único que le puedo decir”, reconoció el zaguero Kendall Waston.

La hora de la verdad se aproxima y lo que trascendió a voces se termina de confirmar por el galeno en una rueda de prensa.

Pinto lagrimea frente a las cámaras. Al cafetero se le quiebra la voz, muestra su lado humano y no esconde el desconsuelo de perder al jugador con más goles y asistencias en la eliminatoria.

Saborío no estará en Brasil. La baja es delicada a falta de un día para definir la lista de 23 mundialistas. Pinto corre para reemplazarlo y Costa Rica se lamenta.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.