Publicidad

Selección Nacional

Álvaro Saborío no tiene un desgarro, pero se desconoce si estará listo para enfrentar a Honduras

Tiene una pequeña ruptura muscular en su muslo izquierdo. El domingo llega al país.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Álvaro Saborío sigue teniendo a todos en vilo, incluso él no sabe si podrá jugar ante Honduras.

El delantero tiene fe de saltar a la cancha, no sufre desgarro, según los exámenes médicos que ayer le hizo el Real Salt Lake, su club, pero padece una pequeña ruptura muscular en el muslo izquierdo.

Saborío se unirá a la Tricolor, y al menos hasta el domingo, no hará ninguna actividad física, el artillero cruza los dedos para que estos días de reposo, más la terapia, le ayuden a recuperarse y estar listo para el duelo contra los catrachos, el viernes de la otra semana en el Estadio Nacional.

“Lo que tengo es el músculo inflamado. Poseo como sangre entre las fibras, eso genera molestia. Pero gracias a Dios no hay desgarro”, dijo Saborío vía telefónica.

Federación está tranquila

El cuerpo médico del plantel estadounidense a través de uno de los voceros del club Sam Stejskal comunicó que tendrán al costarricense toda la semana en tratamiento con los fisioterapeutas.

“No tenemos un tiempo estimado, pero esta semana será tratado constantemente. Su llegada a la Selección dependerá de la Federación de Costa Rica”, declaró.

A pesar de esto, se conoció que de acuerdo a la comunicación que tuvo el cuerpo médico del Salt Lake con el de la Fedefutbol, la recuperación está prevista para que el goleador esté listo para jugar ante los catrachos.

“No me dijeron un periodo de días, eso depende de cómo el músculo se va sintiendo, además de que la inflamación baje y el dolor disminuya”, señaló Álvaro.

El futbolista aceptó que este nuevo problema físico es una secuela del desgarro que lo sacó de los terrenos de juego a finales de abril y le permitió actuar hasta el sábado anterior.

“Fue en una región cercana. Se pudo dar porque no fortalecí bien la zona. Ahora hay que trabajarlo mejor y tomar las precauciones del caso para evitar otra recaída”, manifestó.

La ausencia de Álvaro implicaría un cambio en la idea de Jorge Luis Pinto para la eliminatoria, ya que perdería a su hombre más regular en el proceso. Saborío suma 733 minutos, anotó en siete ocasiones, es el goleador del equipo.

Tener al ariete en buenas condiciones es esencial, debido a que se jugará frente a los hondureños, se visitará a México (11 de junio) y se recibe a Panamá (el 18 de junio).

“Tengo planeado viajar el domingo y espero estar listo para los partidos tan importantes que tenemos en el mes de junio”

Álvaro Saborío

Delantero de la Selección

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.