Publicidad

El gran Keylor Navas se despide, con la cabeza en alto, tras el encuentro ante Holanda por los cuartos de final.

Publicidad