Publicidad

Carmelita

¿Porqué quitaron a Orlando De León de Carmelita?

Al técnico charrúa le quisieron imponer jugadores, algo que no aceptó.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Destituir a un técnico que está a un punto de la zona de clasificación con una planilla limitada, que ha hecho debutar en Primera División a cerca de 15 jóvenes este año, que tiene a uno de los goleadores del torneo (Alejandro Aguilar, con siete tantos) y que además fue el que logró ascender a este reducido plantel a la máxima categoría, es una decisión que no tiene lógica.

Quitar a don Orlando De León de su puesto fue la peor decisión que pudo haber tomado un equipo como Carmelita.

Sin tener el beneficio de una localía permanente, sin afición y con grandes limitaciones económicas, De León se las ha ingeniado para sacar este equipo adelante.

¿Las razones de su salida?

Según fuentes confiables de este diario, a De León le recriminaron no utilizar a algunos jugadores que tenían una relación directa con los pocos patrocinadores que posee el club.

Es decir, le quisieron imponer jugadores, algo que lógicamente el timonel charrúa no acepto.

¿Cómo pretendía la dirigencia carmela que don Orlando sacara de la cancha a su goleador Alejandro Aguilar, para utilizar un delantero que no anota y que no rinde solo porque externamente le está aportando dinero al equipo?

Otro de los puntos que le cuestionaron es que cinco jugadores no estaban contentos con su trabajo.

¿Cinco jugadores?

Es muy lógico que las figuras con menor participación se puedan quejar, pero esa no es una razón para destituir a un técnico.

Punto y aparte

Ahora, la mala decisión de Carmelita debería ser aprovechada por nuestro país.

Según Don Orlando, ha hecho debutar a más de 500 futbolistas a lo largo de su extensa carrera.

De León ha dirigido en Uruguay, Venezuela, Guatemala, El Salvador, Estados Unidos, Panamá y Costa Rica.

¿Porqué no aprovechar ese conocimiento en las selecciones menores de nuestro país?

A sus 68 años, don Orlando puede aportar su "ojo de tigre" para descubrir a las jóvenes promesas de nuestro futbol, para enseñarle los conceptos básicos, para meterles en la cabeza esa garra charrúa que muchas veces se ausenta en nuestras figuras de selección menor.

Esto sumado a la capacidad de Don Orlando para plantear los partidos, para aplicar la experiencia en juegos de dientes apretados.

En selecciones menores necesitamos gente preparada, que aplique la experiencia en la cancha, entrenadores con logros que sirvan de inspiración para nuestros jovenes.

El gran problema es que De León no forma parte de las argollas de la Federación.










  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.