Publicidad

Mundial Brasil 2014

El destino reta a Paulo César Wanchope y Luis Marín con su tercer mundial

Ambos exfutbolistas estuvieron en las citas de Corea y Japón 2002 y Alemania 2006, pero ahora lo harán desde el banquillo.

“Con ellos (jugadores) me pongo a hablar de mundiales o de lo que sea, lo escucho. Somos una familia y así tiene que ser. Cuando la familia está unida y comprometida, pues el resultado por lo general es bueno”, Wanchope

"Pinto nos está dando una gran enseñanza, realmente mejora al jugador y al equipo, y esas cosas uno las debe tomar", Marín

Redacción

Las ansias no se pueden esconder. Vivir un mundial desde el banquillo genera otra sensación, y aunque la experiencia adquirida como jugador ayuda, los nervios aparecen.

Faltan 15 días para el inicio del Mundial Brasil 2014 y Paulo César Wanchope y Luis Marín viven días intensos al lado de Jorge Luis Pinto, técnico de la Selección de Costa Rica.

Videos de rivales, estrategias del equipo, charlas, entrenamientos, descanso y más prácticas. Así se pasan los días de los asistentes técnicos del colombiano, quien puede decir que tiene dos manosderechas.

'Chope' y 'Yiyo' ya saben lo que es estar en la cita más importante del futbol a nivel de selecciones. Corea y Japón 2002 marcó el debut de ambos, y Alemania 2006 les dio un sorbo más de experiencia.

La vida misma se encargó de ponerlos de nuevo en una eliminatoria, de esas que se sufren, pero que al final y para bien de Costa Rica tuvo un final feliz.

“La tensión es diferente porque uno como jugador sabe que la adrenalina la bota sudando, corriendo, y fuera de la cancha. Ya hemos tenido esa experiencia en partidos muy bravos y de mucha tensión como en las eliminatorias, y uno siente una tensión muy grande, ese nerviosismo y ansiedad, pero poco a poco lo he ido asimilando”, recuerda Marín sobre cada partido que definió el boleto de la Tricolor a Brasil.

Ese defensa férreo y el delantero que ponía a todo un país a saltar de alegría, empezaron desde el 2011 el proceso renovado con Pinto, luego del paso efímero de Ricardo La Volpe.

El panorama desde el banquillo es distinto para ambos, pero la intensidad con que se vive también se puede disfrutar.  

“Como parte del cuerpo técnico lo estoy disfrutando y viviendo al máximo, porque no es fácil y no es sencillo iniciar una carrera y ya tan rápido tener esa oportunidad de estar en un mundial”, resume Chope, quien compara su carrera de futbolista con la que empieza como técnico, ya que en aquellos tiempos las cosas se le dieron muy rápido.

“Estamos disfrutando el momento porque un mundial no es siempre que se vive, y gracias a Dios tengo la oportunidad de ser parte de éste. Estoy sacándole el mayor provecho y aportando nuestro máximo esfuerzo”, agrega Marín.  

Son diferentes, eso está claro, y así se complementan de una gran forma para beneficio del grupo. Marín es más ecuánime, mientras que Paulo es más explosivo durante los juegos.

Aunque no son amigos íntimos, tienen una buena relación, de compañerismo y de respeto, ya que se conocen desde tiempos de juveniles, cuando empezaban a vestir la camisa tricolor.

“Siempre ha sido un líder dentro del grupo, siempre un ejemplo a seguir. Hablamos de todo el proceso de esta vivencia, del futuro”, relata Wanchope.

Y Marín añade su opinión: “Creo que tenemos una relación de mucho respeto, tratamos de combinarlo bien, el profesor nos tiene tareas muy específicas que tenemos que cumplir (…) nos hemos compenetrado muy bien. Nunca hemos tenido ningún problema”.

Son símbolos en la historia reciente de la Selección Nacional, y probablemente eso influyó para que Pinto se decidiera por su ayuda, por lo que los jugadores aprenden de su experiencia para imaginar qué se pueden topar en Brasil.

“El aporte mío puede ser concientizar a los jugadores para lo que van, que entiendan el orgullo o la responsabilidad que tienen con un país, porque la gente realmente sufre y quiere que su selección juegue bien y es todo una vitrina, sobre todo que no traten de ser egoístas, que no traten de ganar un partido solos, en medida que ellos centren el esfuerzo para el beneficio del grupo entonces muchos nos veremos beneficiados”, asegura Paulo.

Y al estar ahí, entre un consejo y otro, entre una conversación de futbol, dando ideas al técnico y observando los entrenamientos, es inevitable que lleguen los recuerdos, o al menos así lo espera Marín.

“Cuando los veo a ellos entrenando me recuerda cuando uno estaba ahí, de esa zozobra y ansiedad de que llegue el mundial, ellos han vivido cosas muy lindas a nivel de selección y a nivel individual, pero no hay como un mundial, representar a tu país es algo impresionante y creo que ellos lo van a sentir no tiene precio estar ahí”.

El panorama no pudo ser mejor

Como en las Grandes Ligas, así le tocará a ‘Chope’ y ‘Yiyo’ enfrentar el Mundial. Los rivales que debe enfrentar Costa Rica (Uruguay, Inglaterra, e Italia) no podían ser mejores para motivar, no solo a un grupo, sino a un par de futuros técnicos son sed de aprendizaje.

“Es más bonito analizar rivales como los que le tocó a Costa Rica. Los jugadores están mucho más alertas, siempre nos gusta competir contra los mejores, y aquí están de los mejores y favoritos a ganar el mundial. Eso nos lleva a mayor exigencia, que cada uno tenga conciencia de lo que vamos a enfrentar”, señala el exdelantero de la Sele.

Marín dice, además, que este tipo de oportunidades le ayudarán a engrosar su portafolio profesional. “Esto nos va a dejar algo almacenado que en el futuro nos va a ayudar. Es un cúmulo de conocimientos que en el futuro los podré utilizar”.

Ambos han llevado como filosofía de vida aprovechar las oportunidades, quemar etapas, pero no dejar pasar los retos que les presenta el camino, y uno de ellos es medirse a estos equipos.

“Sabemos que en los mundiales hay que prepararse muy bien, los equipos que lleguen mejor preparados pueden tener mucha oportunidad, aunque a veces tengan menos calidad que otros (…), no podemos ofrecer nada, pero sí vamos a luchar, es posible y el grupo lo está entendiendo así”, mencionó el exjugador de Alajuelense.

“El país tiene que darse cuenta de la realidad, la realidad es que los favoritos son Uruguay, Italia o Inglaterra, el mundo lo sabe, nosotros lo sabemos, y el país tiene que estar conciente de eso. Pero vamos a competir, queremos trascender y por lo que he visto, ellos (jugadores) están convencidos de eso”, afirma sin titubeos Paulo César, quien agrega que ante los ingleses será un día diferente para él.

“Estuve ocho años jugando en el futbol inglés, tengo la doble nacionalidad, entonces va a ser un momento especial para mí. Será bonito enfrentar también a amigos como (Frank) Lampard que fue compañero mío en el West Ham, va a ser muy lindo”.

Lo más difícil será dejar tres fuera

De los 26 jugadores que entrenan en la Selección, tres deberán quedar fuera del mundial. Una decisión que pone a pensar al cuerpo técnico. Wanchope y Marín lo piensan a cada momento y creen que será lo más complicado de todo el proceso. 

“Hicimos un ejercicio, yo le pregunté a Luis: ‘¿Cuáles serían los tres que usted dejaría por fuera?' Me dijo que estaba difícil, pero son decisiones que hay que tomar, también a veces lo hablamos con el profesor y nos pregunta y damos la opinión”, comenta Chope. “Yo hago ese ejercicio, pienso sobre una cosa u otra, por qué éste o el otro, es difícil porque todos tienen un muy buen nivel, pero desgraciadamente hay que tomar la decisión”, agregó.

Marín, por su parte, se pone en el lugar de quienes quedarán fuera. “Si algo hay que reconocer es que todos están dando el máximo. Para nosotros es primera experiencia de tomar una decisión así, aunque nosotros no la tomamos en sí, aportamos algo para que el profesor la tome, pero el hecho de ver eso… Uno fue jugador y sabe lo duro que será para esos tres muchachos”.

Se acerca el 14 de junio, ese momento en el que tanto Wanchope como Marín estarán en el estadio Castelao, en Fortaleza, debutando en un Mundial como asistentes técnicos, pero con la cabeza fría para ayudar a tomar las mejores decisiones desde el banquillo.

Las ansias aparecen , no se pueden esconder . “Desde este otro lado es diferente a ser jugador, tenés más cosas en la cabeza…”, agrega Marín con calma. 

Así lo toman, con emoción, pero con tranquilidad. Lo sufrieron, lo viven, y esperan regresar con la satisfacción del deber cumplido, para así seguir forjando su carrera, y algún día preparar un mundial como técnicos. Pero esa es otra historia.

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.