Publicidad

Mundial Brasil 2014

La Selección de Costa Rica se fue como un campeón

La Tricolor dejó el Mundial por la puerta grande, invicta y con una imagen intachable.

FOTO: /Foto: AFP

Salvador de Bahía, Brasil

Quizás en las vitrinas de la Federación de futbol no esté la copa de campeón mundial, pero Brasil 2014 se recordará como el certamen donde Costa Rica estuvo a la altura de un verdadero monarca.

Cuando pasen los años y los historiadores desempolven los libros de los mundiales, estará impresa la leyenda de una Tricolor aguerrida, que no le escondió al pie a figuras connotadas, que corrió, luchó e hizo derramar lágrimas a un país que se congregó para apoyarla con todo sin importar la distancia.

La camiseta blanca del equipo nacional quedará enmarcada como aquella que tumbó a Uruguay, a Italia, a Grecia y que no se dio por menos ante la Holanda del general Louis Van Gaal y de sus soldados Van Persie, Robben y Sneijder.

Y la roja será colgada como aquella con la que se despidió a la “mamá del futbol” con un premio de consolación.

El Mundial sirvió para consagrar a Keylor Navas, todo un héroe de la patria que defendió el arco con solvencia, voló de un lado a otro y se aferró a la fortuna de los palos para conservar su puerta casi intocable.

La Copa sirvió también para consolidar una defensa en la que Umaña, González, Duarte y Acosta se aplicaron para anular a hombres que asustan por televisión pero que en la cancha pasaron a ser simples mortales.

Fue el Mundial de las corridas explosivas de Gamboa y la tenacidad de Júnior por demostrar que sí puede por la banda izquierda. También la vitrina ideal para que se exhibiera el infatigable Celso Borges, el corajudo Yeltsin Tejeda y el relevo de lujo personificado en José Miguel Cubero.

Fue el torneo de Bryan Ruiz, quien con su banda de capitán ejerció de líder y cargó con el peso del equipo en momentos de apremio; como lo intentó Bolaños con su gambeta, Joel con su técnica exquisita y Ureña con sus embestidas que pusieron a todos de pie hasta el último suspiro.

Fue el Mundial de Pinto, quien con su manejo echó por el suelo aquello de que la Sele ponía un bus debajo de su marco con tal de no perder. El D.T. le dio personalidad a un combinado patrio que jugó sin mordaza.

Brasil, el país del futbol, no recordará a Costa Rica como la isla que algunos pensaban que era, sino como una nación que vino a ganarse el respeto del mundo entero gracias a un grupo de hombres que entraron por una puerta discreta y dijeron adiós como campeones.

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.